Consejo Regulador del Cava Consejo Regulador del Cava

Degustación

El CAVA es el vino imprescindible en los acontecimientos solemnes, pero también el vino para disfrutar en cualquier momento.

degustacion1 degustacion2 degustacion3

La temperatura

La copa

El servicio

Degustar el cava a la temperatura apropiada es uno de los pequeños secretos para disfrutarlo plenamente. El cava debe servirse entre los 5º y los 8º, siendo los jóvenes y ligeros los que se servirán más fríos.

El cava debe enfriarse durante unas horas en el frigorífico o bien durante unos 30 minutos en un recipiente con agua y hielo. Debería evitarse el congelador ya que un violento cambio de temperatura podría perjudicar las virtudes de un producto tan cuidado.

La copa escogida debe permitirnos disfrutar de su color, aroma sutil y del tamaño y rosario de sus burbujas.

Debemos escoger una copa de cristal fino y transparente, aflautada o en forma de tulipa, evitando la copa ancha que hace que los aromas se desprendan con demasiada rapidez.

El Cava es un vino delicado que debe descorcharse con suavidad, evitando una pérdida de vino y espuma. Para servirlo, debemos mantener la botella ligeramente inclinada dejando resbalar lentamente el líquido por la pared de la copa, que nunca llenaremos más de 2/3 de su capacidad a fin de evitar que el vino pierda su temperatura óptima.

TIPOS DE CAVA

Los cavas se clasifican según su contenido en azúcares, desde el brut nature al dulce. La diversidad es amplia, en función de los azúcares añadidos.

  • Brut Nature*: 0-3 gramos por litro.
  • Extra Brut: hasta 6 gramos de azúcar por litro.
  • Brut: hasta 12 gramos.
  • Extra Seco: entre 12 y 17 gramos de azúcar.
  • Seco: entre 17 y 32 gramos.
  • Semi Seco: entre 32 y 50 gramos.
  • Dulce: más de 50 gramos de azúcar por litro.* Únicamente podrá utilizarse en el caso de que no se añada azúcares después del degüelle.

Descargar aquí el PDF